Monos Locos – Juegos de mesa para niños (Mattel 52563)

El juego Monos locos es muy fácil de aprender y muy divertido de jugar para padres e hijos

Después de crear una red de palitos, solo hay que colocar todos los monos dentro del árbol

Luego, se tira el dado por turnos y los jugadores tienen que sacar un palito del color indicado en el dado

No dejes que los monos se caigan del árbol en tu turno o tendrás que añadirlos a tu pila de monos

Gana el jugador a quien le hayan caído menos monos al final de la partida ​

¡Este monísimo juego de habilidad y equilibrio es muy fácil de aprender y muy divertido de jugar! El objetivo es que ningún mono se caiga del árbol durante tu turno. Después de crear una red de palitos de colores que atraviesan el tronco del árbol, hay que colocar todos los monos dentro del árbol. Luego, se tira el dado por turnos y los jugadores tienen que sacar un palito del color indicado en el dado. Empieza el jugador más joven. Si ya no quedan palitos de un color y al jugador que tira el dado le sale ese mismo color, está de suerte y el turno pasa al siguiente jugador. Los jugadores deben tener cuidado, porque si hacen un movimiento en falso y cae algún mono durante su turno, ¡tendrán que añadirlo a su montón de monos! ¡Gana el jugador a quien le hayan caído menos monos al final de la partida! Como no hace falta leer nada, el juego Monos locos es perfecto para niños pequeños.

El juego viene con una palmera amarilla translúcida para que los jugadores puedan ver cómo se mueven los monos mientras intentan colgar sus colas de los palitos de plástico.

Incluye 30 monos, 30 palitos de varios colores y un dado especial. De 2 a 4 jugadores.